Esto es lo que ocurrió “Más Allá del Puente”

Fresca, divertida, ocurrente… Esta es la crítica que prometió Teté Valero, del blog Armas de Mujer, después de dejarse caer por el estreno. No se le puede negar talento y cariño. ¡Besos, Teté!

Definitivamente la Torné es mucha Torné

Estoy algo preocupada. Me he dado cuenta de que estoy perdiendo facultades. Así es. Siempre he sido una auténtica máquina de criticar y últimamente ya no soy lo que era. ¡Qué desastre! Para una virtud que tenía…

Ocurrió en el estreno de “Más Allá del Puente”. Tal y como os adelanté la semana pasada, me acerqué a disfrutar de esta comedia romántica al madrileño Teatro Lara. Llevaba dos claros objetivos en mente:

1- Pasar una tarde maravillosa en el teatro.

2- Conseguir que mi churri comprendiera de una vez por todas que Marta Torné (la protagonista femenina de la obra) es una chica del montón a la que él tiene súper idealizada.

Pues bien, la primera prueba no sólo fue superada, sino que además lo hizo con muy buena nota. Más allá del puente” es una de las obras de teatro más divertidas y refrescantes que he visto en mucho tiempo. No pude parar de reírme desde que me senté en mi butaca. Los cerca de 90 minutos que duró la representación se me pasaron tan rápido que cuando los actores, el director y el autor de la obra aparecieron en el escenario, no podía creerme que ya me estuvieran echando del teatro. ¡Qué poca vergüenza! Con lo a gustito que yo estaba allí…

Sin embargo, mi segundo cometido fue misión imposible. Y mira que puse empeño, eh! No me distraje de mi objetivo ni un instante, pero no conseguí sacarle un maldito defecto a la dichosa Torné. ¡Qué caos! Empecé analizando exhaustivamente su físico: Marta se ha quedado delgadísima, sus curvas están justo donde tienen que estar, su larga melena es preciosa, sus ojos tienen un brillo especial, tiene un estilazo que no se puede aguantar… No pude ponerle ni un pero. ¡Menuda decepción! Bueno, y qué decir de su interpretación. Esta obra ha supuesto su debut sobre las tablas y yo estaba convencida de que los nervios le traicionarían en algún momento de la representación. Pues tampoco. No hubo manera. Me encontré con una actriz con una técnica depurada, una dicción perfecta, alguna improvisación ingeniosa y una vis cómica bastante aguda.

En resumen, no conseguí encontrar ni una crítica destructiva con la que persuadir a mi chico de que borrara a la Torné de su lista de fantasías sexuales. Más bien fue al contrario. Ahora que no me escucha (nunca lo reconocería delante de él), os confesaré que después de ver “Más allá del puente” comprendo perfectamente que se le pongan ojos golositos cada vez que ve a la protagonista de “El internado”.

Pero lo mejor de todo es que no me puse ni un poquito celosa. ¿Sabéis por qué? Porque yo también pude alegrarme la vista con algún que otro espécimen masculino de muy buen ver. Para empezar, Àlex Brendemühl, el protagonista, no sólo destaca por su buen hacer sobre el escenario. Sus ojazos verdes y su voz viril y bien modulada le hacen irresistible. Para continuar, el autor de la obra, David Botello, y el director, Roger Gual, son dos genios muy atractivos y con ese puntito de timidez que les otorga ese toque tan adorable. Y, para terminar, Santi Millán (mi Santi Millán, con vuestro permiso). Resulta que Santi es uno de los productores de este tinglao y también andaba por allí. Ayyyyyyyyy, ¡¡¡¡¡qué guapo!!!!! Está más tierno que los donuts que anuncia… No sé vosotras, pero yo me le llevaría a casa incluso con los calzoncillos horteras con los que desayuna, jejejejeje.

No os lo penséis. No os la podéis perder. El argumento es muy divertido, Marta y Àlex están estupendos, la música es increíble… Sólo puedo poner tres objeciones:

1- Los diálogos son tan buenos que después de la obra me fui a cenar con mi churri y no logré arrancarle ni una sonrisa con mis ocurrencias. Claro, a ver quién es el listo o la lista que consigue superar el guión de David Botello.

2- Me pasé toda la obra riéndome a carcajada limpia. Esto desestresa mucho, es cierto, pero también te deja unas agujetas… Tengo un dolor de abdominales que ni que me hubiera estado machacando una semana en el gimnasio.

3- La función me ha generado ansiedad. En serio. Esto ansiosa por que David Botello se ponga manos a la obra y escriba otro guión que me permita disfrutar pronto de otra representación parecida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s