Marta Torné, una chica con muchas tablas

Una reseña muy graciosa y muy talentosa en el blog Armas de mujer, de Teté Valero.

7 de julio de 2010

La actriz protagoniza la obra “Más allá del puente” junto a Álex Brendemühl

Estoy que trino. Ando, como las chicas de Almodóvar, a punto de que me dé un ataque de nervios. Y todo porque me he enterado de que Marta Torné está a punto de estrenar una pedazo de función teatral…

Si no tenía suficiente con estar arrasando como “María Almagro” en la exitosa serie de Antena 3 “El Internado“, la actriz, presentadora y reportera se dispone ahora a debutar en el teatro. Como lo leéis. Desde hoy y hasta el próximo 25 de julio, la Torné va a subirse al escenario del madrileño Teatro Lara para protagonizar, junto al actor Álex Brendemühl, “Más allá del puente”, una comedia escrita por David Botello y dirigida por Roger Gual. Total nada…

Desde luego… ¡Qué ascazo de tía! Haga lo que haga lo hace bien y esto no debería estar permitido en este país. Bueno, ni en este país ni en ningún otro. Con la crisis que hay y viene ésta a quitarnos todo tipo de oportunidades a las demás. Vergüenza me daría…

Sí. Me habéis pillado. Me corroe la envidia. ¿Y qué? Es que no puedo soportar que una chica sea guapa, sexy, simpática, adorable, buena actriz… Y lo peor de todo, el colmo de los colmos, ¡¡¡es uno de los mitos eróticos de mi churri!!!! Sí, de verdad, que el pobre bizquea cada vez que la ve y estoy convencida que el muy capullo lo hace aposta para verla dos veces…

En fin… La obra tiene muy pero que muy buena pinta y yo ya tengo una edad como para superar este tipo de fobias, así que he decidido que esta misma tarde voy a enfrentarme a mis miedos reservando un par de localidades: una para mí y otra para mi chico. Sí, voy a invitarle porque, para qué vamos a engañarnos, hace mucho que no discutimos y las bronquillas siempre le han dado mucha vida a nuestra relación.

Ahora que lo pienso, ojalá todas las terapias de choque fueran tan agradables como ésta. La función tiene una pinta estupenda. Roger Gual, el director del montaje, la define como una comedia casi romántica. Sólo con eso ya ha despertado mi curiosidad. Además, el argumento no tiene desperdicio. David Botello narra la historia de amor entre un hombre y una mujer (interpretados por Álex Brendemühl y Marta Torné en esta ocasión) que se encuentran en un momento en el que ambos se asoman al borde del abismo. Juntos vivirán un romance complicado, como la mayoría de los romances, y construirán una historia de amor con buenas dosis de humor y alguna pizca de amargura. Según cuentan, los diálogos son divertidísimos y nos conducen por un juego en el que los equívocos nos muestran la parte más absurda del amor. Es decir, la más cruda realidad.

Tal y como bien nos adelanta la sinopsis, a ellos se les suele meter una teta en el ojo (bueno, mejor que sean dos) y no se plantean nada más que echar un buen polvo dejando de lado el romanticismo. Mientras tanto, nosotras acostumbramos a dejar escapar más de un buen revolcón por pasarnos el día en las nubes, soñando con ese príncipe azul que nos han vendido en las películas y que seguramente se han inventado.

Termina la presentación apuntando que “Más allá del puente” es “una experiencia que probablemente pondrá a prueba nuestra visión del motor que hace girar el mundo: El Amor. Porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren…”. Bueno, bueno, bueno… A mí esta última frase me ha ganado por completo. No sé vosotras, pero yo me derrito cada vez que Joaquín Sabina me canta esta canción. Él no lo sabe, pero la compuso especialmente para mí. No tengo la menor duda de ello.

Mañana es el estreno y no pienso perdérmelo por nada del mundo. Me han comentado que va a ir mucho famoseo y seguro que, además de disfrutar de una de las obras de la temporada, me entero de algún cotilleo y me recreo con los modelazos de las actrices e invitadas.

Con un poco de suerte me cruzaré con la Torné. Dicen que gana en las distancias cortas, pero yo no me lo creo. Seguro que le encuentro algún defectillo (Ay! qué mala es la envidia…). No obstante, ya estoy psicológicamente preparada para ver a mi churri babeando. Me queda el consuelo de que cuando se le pone esa mirada a lo Leticia Sabater no hay quien me lo quite.

Prometo contaros todo con pelos y señales en los próximos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s